Enamorarse es la parte sencilla

M.L. Catron probó a realizar el experimento en el que dos desconocidos se hacen 36 preguntas íntimas y se miran a los ojos durante 4 minutos para después experimentar si sienten afecto y enamoramiento el uno por el otro. Y resultó que se enamoró de ese desconocido! Después escribió un artículo viral sobre su experiencia en The New York Times.

En este video de www.ted.com, habla sobre la relación de pareja que se inició a partir de aquel experimento una vez los meses habían pasado. Lo más interesante en mi opinión es la diferencia entre enamorarse y estar en una relación de pareja estable y sólida. Hay personas que piensan que ambas cosas son lo mismo y no es así.

 

 

Este es el experimento de las 36 preguntas para enamorarse:

Experimento: 36 preguntas para profundizar en intimidad

Publicado en Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *